Almería Musulmana

En esta entrada hay múltiples enlaces para ampliar la información de diferentes de los lugares de interés, con audioguías, webs de valoraciones o fotografías. Siéntete libre de explorar en el resto de blogs y webs que enlazamos para obtener más información. Visita los perfiles de los Instragramers para conocer más estancias de Almería.

Este es un día más tranquilo que el recorrido por la Almería Cristiana, sin duda. En aquel recorrido se visitan varios edificios que anteriormente habían sido enclaves de la ciudad árabe (la Iglesia de San Juan o la Plaza Vieja) pero actualmente no tienen una apariencia que nos recuerden a Al-Ándalus, por lo que creo más interesante excluirlos de este recorrido. En cualquier caso, se pueden añadir porque las visitas de hoy no son muy numerosas.

La ruta que propongo tiene como objetivo adentrarse con todos los sentidos (todos) en lo que debió ser Al-mariyat Bayyana. Una ciudad destruida por severos terremotos en el siglo XVI y de la que hoy podemos disfrutar con muy poca arquitectura en pie pero que conoceremos a fondo.

Las zonas a visitar son: el Museo de Almería, museo arqueológico para conocer toda la historia de Almería, desde los asentamientos neolíticos hasta la actualidad, pasando por las épocas árabes y la conquista cristiana; los Aljibes Árabes; el Centro de Interpretación Puerta de Almería donde podremos observar restos romanos y árabes; el Centro de Interpretación Patrimonial de Almería si aun no lo visitaste; la medina árabe; La Alcazaba y algunos miradores si tienes tiempo y fuerzas para seguir caminando. Además, si quieres que sea un día tranquilo, también te propondré programar unas horas en alguno de los balnearios con ambientación árabe de la ciudad.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de New.Mouseion (@newmouseion)

Recomendaría comenzar la mañana en el Museo de Almería. En la región hay asentamientos desde el Neolítico, como Los Millares o el Argar, hubo colonias fenicias o ciudades romanas antes de la llegada de Al-Andalus. Toda la historia de Almería se puede conocer en este museo, con piezas arqueológicas de Almería. Al acabar la visita, caminando o con las líneas de autobús 6 u 11 puedes desplazarte hasta el entorno del Mercado Central. Si está abierto, podemos aprovechar para algunas compras. Recuerda que no deberías perderte un desayuno en La Dulce Alianza, el café Coimbra o la Confitería Capri.

Después puedes visitar los Aljibes Árabes, que actualmente es la sede de la Peña Flamenca El Taranto. Para ello cruza la Puerta Purchena, entrada a la ciudad árabe fortificada, y camina por la Calle de las Tiendas, camino que unía la Puerta con la Alcazaba. Encontrarás los Aljibes tras la entrada de los Refugios de la Guerra Civil, a la izquierda.

Tras su visita, continuando la Calle de las Tiendas, en su final a la derecha está el Centro de Interpretación Patrimonial de Almería si no lo visistaste ya, para profundizar con una visita rápida en la historia de la ciudad. Desde aquí puedes cruzar la ciudad vieja y La Medina hasta el Centro de Interpretación Puerta de Almería, que se encuentra junto al Parque Nicolás Salmerón. En este yacimiento arqueológico puedes visitar restos de la muralla árabe sur que rodeaba la ciudad y una factoría romana de salazones. También puedes coger la línea de autobús 1 que para en la Plaza de la Administración Vieja, al final de la calle Mariana para viajar desde el Centro de Interpretación Patrimonial hasta el Centro Puerta de Almería, bajando en Calle de la Reina.  

Al acabar esta visita, camina hasta la calle Jovellanos para conocer el Restaurante Aljaima o la Tetería – Restaurante Almedina en la calle de la Paz y disfruta de un buen menú de comida árabe.

Si quieres seguir pateando la ciudad, puedes visitar el Cerro de San Cristóbal y su monumento y disfrutar de unas vistas únicas de la ciudad. Además, si quieres, puede pasear hasta el cerro de Las Mellizas donde se encuentran las canteras Califales. De aquí salieron las piedras que se utilizaron para la construcción de la fortaleza árabe. Todavía no es una zona adaptada para el turismo, por lo que la visita asegura una aventura extraordinaria. Además, el camino nos adentrará en el barrio de La Chanca, historia de pescadores.

Dejaría la visita a La Alcazaba para última hora de la tarde. Es un verdadero espectáculo disfrutar de las vistas de la ciudad y el mar con el atardecer. Además, en verano, se agradece la bajada de las temperaturas.

Para llegar, antes caminaría por las calles de la Medina, que se inicia en la calle de la Reina. Eso sí, para llegar a La Alcazaba me reservaría la calle Descanso, donde encontraremos la estatua a Jayran, el primer rey de la Taifa de Almería. La entrada al monumento, que es gratuito, se realiza junto a la estatua, por la Puerta de la Justicia. En la web o Twitter oficial del monumento podrás consultar si hay visitas teatralizadas o temáticas en las fechas de tu viaje e inscribirte. La visita a La Alcazaba no suele durar menos de 2 horas, no tanto por la extensión del monumento, sino por las numerosas paradas para hacer fotografías. Recuerda que estamos ante una fortaleza militar, de las mayores de Al-Ándalus, que no goza de la belleza de otros monumentos de la misma época como pueda ser La Alhambra de Granada o el Alcázar de Sevilla. Sin embargo, también cuenta con sus zonas palaciegas que, además, se aprovecharon en el rodaje de Juego de Tronos para asemejar el mismo Alcázar y el reino de Dorne.

Acaba el día en la terraza de la Tetería y Restaurante Almedina Baraka, a la orilla de La Alcazaba, pura fantasía. Reserva en los establecimientos que te apetezca conocer para no perderte esa experiencia.

¿Quieres conocer la Almería Musulmana? Visita nuestra sección Destinos y busca vuelos directos desde tu ciudad.