El destino Almería se desinfla

Sí, estos días diferentes periódicos han relatado una verdad como un templo: ha sido el mejor verano desde el inicio de la crisis en el aeropuerto de Almería. Y, seguramente, será el mejor año creciendo por encima del 4 – 5%. La evolución de todas las rutas y las buenas noticias las daremos cuando acabe el año y se presenten los datos de diciembre, allá por el mes de enero. Pero, ¿va a ser a partir de ahora así? La contestación a esta pregunta, por ahora, es la más negativa que podríamos esperar.

El próximo año habrá que hacer frente a la pérdida de los pasajeros que sumó Air Europa en Almería y a la caída de las rutas a Palma y a Dusseldorf-Weeze de la programación del verano 2015. Lo peor no se queda ahí: Monarch no confirma volver a operar su ruta a Birmingham y Ryanair espera, con cautela, programar la operación de su ruta a East Midlands que todavía no tiene la venta, a diferente del resto. La única nota positiva: Thomson, touroperador británico, operará una nueva ruta entre Almería y Londres con un vuelo semanal en verano. Un destino que contará con cuatro operadores diferentes.

¿Qué le ha pasado a Almería en un año para perder tres rutas aéreas y no tener confirmada otra? ¿Almería no es tan atractiva a ojos de un turista? ¿o falla nuestra promoción? 

El peor escenario se lo lleva Alemania. Ha pasado de ser nuestro principal mercado hace 15 años a dejar de existir como destino en nuestro aeropuerto en 2015. No sólo no habrá ningún vuelo directo, sino que se pierde la mejor posibilidad de volar a los países germanoparlantes con la pérdida de la ruta a Palma y conexión con su hub.

Air Berlin, Air Europa, Air Nostrum y Vueling ya confirmaron a este portal que por ahora no tienen previsto abrir una nueva ruta entre Palma y Almería el año que viene. Decimos adiós a los alemanes y adiós a la posibilidad de viajar a las Baleares.

En 2013, el último año del que tenemos datos completos de la ruta a Palma de Air Berlin, la utilizaron 20.026 pasajeros. Se operaron dos vuelos semanales en la temporada de invierno, para cubrir la demanda de plazas del programa Imserso, y un vuelo semanal en verano. Este año estimo unos 2.000 pasajeros menos, ya que este invierno sólo volará una vez a la semana.

En 2014, Ryanair ha transportado a 18.795 personas en su ruta entre Almería y Dusseldorf-Weeze. Se han operado dos vuelos semanales en la temporada de verano, siendo el único destino de Ryanair que no ha ampliado su operación hasta inicios de noviembre.

Según nuestras estimaciones, Air Europa consiguió para Almería un saldo positivo de 13.000 pasajeros entre enero y julio de 2014. Llevó a cabo dos vuelos diarios entre Almería, Sevilla y Madrid, el segundo destino con una buena aceptación en tan sólo 5 meses de vida.

Así pues, y siendo todo estimaciones, estaríamos hablando de la pérdida de unos 50.000 pasajeros anuales en 2015. Para hacernos una idea de la importancia de tal número, tenemos que tener en cuenta que el crecimiento del 6.3% que está teniendo el aeropuerto en 2014 suponen 40.618 pasajeros. Es decir, todo el trabajo que se ha hecho durante varios años que ahora está consiguiendo estas grandes cifras, quedaría aplastado por el cierre de tres líneas aéreas (Madrid de Air Europa, Palma y Dusseldorf-Weeze). Volveríamos a situarnos en cifras tan desoladoras como las que se alcanzaron en 2013, cuando apenas se superaron los 700.000 pasajeros anuales.

Estas cifras no incluyen el hipotético cierre de la ruta a Birmingham de Monarch, cuestión que no ha confirmado ni desmentido a este portal, ni el de la ruta a East Midlands de Ryanair. En este caso, sin embargo, la compañía sí nos ha contestado que están estudiando la programación de sus vuelos para que se hagan en la temporada de mayor demanda. El problema es que a cuatro meses de que comience la temporada de verano, aun no están a la venta cuando el resto de destinos sí lo están.

Estos dos últimos destinos se pueden ver afectados por las nuevas políticas que están tomando sus compañías para subsanar pérdidas. Monarch, una de las compañías con más trayectoria en Reino Unido y siempre ligada a vuelos chárter, cambió su estrategia este verano. Pasará a dedicarse, casi exclusivamente, a vuelos comerciales. Son conscientes que las formas de viajar están cambiando y ahora es el usuario el que decide desde su casa cuándo, a dónde y cómo quiere volar. Esto afecta a sus vuelos con Almería, que en su mayoría funcionaban gracias a la organización de agencias de viaje. Por otro lado, Ryanair está reorientándose para competir con las grandes compañías lowcost europeas: EasyJet, su principal competidora que la está superando en pasajeros últimamente, Norwegian y Vueling, con la que quiere competir a toda costa en su última expansión europea. Para ello, está centrándose en volar a aeropuertos principales, y no secundarios, está cambiando su imagen y el trato al pasajero, especialmente al de negocios. Y Almería ni es un aeropuerto principalmente emisor, ni con un gran número de pasajeros de negocios, ni ninguna otra compañía le está quitando ningún mercado importante. Así que necesita sus esfuerzos en los grandes campos de batalla europeos y no en el nuestro. Suponiendo que el nuestro alguien lo considerase un campo de batalla…

La solución a estas alturas sólo la pueden ofrecer, o las mismas compañías retractándose y volviendo a programar sus vuelos, o otras compañías con vuelos regulares o chárter a las que habría que llamar la atención. 20.000 pasajeros anuales no son moco de pavo y dado que no somos una mina de oro, administraciones y sus famosos comités aeroportuarios deberían pasar a la acción. Por supuesto, no estamos hablando de subvencionar a compañías pero sí de presentarles un plan de promoción paralela a su programación de vuelos en las ciudades de origen.

Thomas Cook es un touroperador que ya trabaja con Almería en Reino Unido y Bélgica y tiene una compañía aérea filial en Alemania llamada Condor. De hecho, ya tiene programados vuelos a Jerez desde Berlín, Dusseldorf, Frankfurt, Hamburgo, Munich y Stuttgart para 2015. Aunque Almería podría representar cierta competencia con Jerez en su operativa, ¿podría interesarle el mercado Costa de Almería? No es un destino desconocido en la región de Dusseldorf, donde el Patronato acude cada año a su feria turística. Además, el aeropuerto de Dusseldorf-Weeze, destino al que perdemos la ruta de Ryanair, se encuentra en la frontera con Países Bajos y es utilizado por los habitantes de la región sureste del país. ¿podría verse interesado algún touoperador a servir vuelos desde Eindhoven, ciudad neerlandesa cercana?

Además la ruta desde Palma podría interesarle a alguna compañía española. Air Europa tiene una de sus bases allí, al igual que Ryanair o Vueling. Dado el pequeño número de pasajeros que mueve la ruta en un año, podría ser ideal para una compañía regional como Air Nostrum. Pero esta línea tiene un handicap, el número de usuarios que Air Berlin movía gracias a sus conexiones en el aeropuerto de Palma. Algo que conseguía gracias a los mínimos tiempos de espera que el pasajero tenía que pasar en la isla para coger otro vuelo a Alemania, Austria o Suiza. Muchas agencias de viajes en Alemania vendían sus paquetes turísticos en Almería a partir de vuelos de Air Berlin vía Palma.

Por otro lado, la entrada de competencia en la ruta a Madrid es un tema muy complicado. Air Europa, la única compañía con posibilidades reales de poder crearla, ha salido con el rabo entre las piernas después de los malos resultados obtenidos en su primera experiencia en Almería. Así que es muy difícil volver a pintárselo mejor.

Por tanto, y ahora sí, es hora de que las administraciones se pongan a trabajar muy duro. No podemos perder el duro camino andado hasta el momento. No queremos que se reúnan para evaluar el aeropuerto, para hablar de mejores conexiones a Madrid o a Barcelona que nunca llegan y que, entre otras cosas, el mercado y el estado económico de la provincia y del país serán quienes las marquen. En 2015 tenemos un objetivo muy claro: mantenernos. No hace falta crecer, no hace falta ser el mejor. No hace falta vanagloriar el destino Costa de Almería noche y día para saciarnos los oídos, ¡sólo nos vamos a escuchar nosotros mismos! Hagámoslo en internet y en los idiomas de Europa. Promocionémonos en las cuentas y webs oficiales en los idiomas de los mercados turísticos que nos buscan. Sin atracciones permanentes, nuestra llama se apaga. Tenemos dos destinos con muchos años de historia turística con Almería a sus espaldas, no dejemos que se vayan.

Fotografía de José Antonio Hernández

Fotografía de José Antonio Hernández

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un comentario

  • Necki

    Muy buen resumen… Esta claro que desde que el patronato no funciona como tal …. Se notan los resultados. Ojalá cambie la tendencia y apuesten por Almería, no lo entiendo que falla, además de la falta de profesionales del turismo que no sean los políticos de turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *