El adiós de Air Europa compromete el crecimiento del aeropuerto en la primera mitad de 2015

Lo que parecía la pérdida durante unos meses de una de las pocas rutas anuales del aeropuerto, finalmente ha supuesto el revulsivo que las instalaciones necesitaban. La compañía aérea del grupo Globalia anunció su llegada con dos líneas: Sevilla desde el 15 de enero hasta el 31 de julio y Madrid desde el 17 de febrero hasta el 31 de julio. Air Europa ha transportado en estos vuelos regulares a 31.755 pasajeros (7.24% del total del aeropuerto). Un 65% en su ruta entre Almería y Madrid y un 35% en la ruta con Sevilla. El comportamiento de ambas ha sido muy distinta. Mientras que la operación a la capital de España, junto a Air Nostrum, ha crecido un 29.59% de febrero a julio, Sevilla ha caído un 41.19% (en el período enero-julio). A la par, el aeropuerto ha aumentado en lo que llevamos de año un 8.3%, sus pasajeros (+33.499). ¿Hasta qué punto es responsable Air Europa de ello?

Podríamos lanzar un gran titular: las líneas de Air Europa son las causantes del 95% del crecimiento del aeródromo almeriense. Sin embargo, mientras que los números con Madrid prácticamente son ganancias, llevando a la ruta a Madrid a cifras por encima de los 15.000 pasajeros (algo que no se alcanzaba desde la salida de Ryanair), Sevilla se ha precipitado desde un acantilado. Así que la llegada de esta nueva compañía no ha sido tan esplendorosa como podría haber sido. 

La operación con la capital española es la principal línea de Almería. 20.772 usuarios fueron transportados sólo por Air Europa durante estos cinco meses y medio, haciéndose con el 23.30% de la cuota de mercado de esta línea aérea. Con una pérdida por parte de Air Nostrum en el mismo período del 1.15% de viajeros, se ganaron 19.816 pasajeros sólo en la ruta a Madrid. Por tanto, si sólo tenemos en cuenta los datos de Madrid la compañía sería la responsable del 62% de este crecimiento.

Pero hay que restarle la pérdida de usuarios de Sevilla, originada seguramente por los precios o una caída de la confianza en la nueva compañía ya que el número de pasajeros era prácticamente constante con Air Nostrum. En estos meses, se han ocupado 7.692 plazas menos. Así pues, la responsabilidad de Air Europa en el aumento interanual de usuarios del aeropuerto alcanza el 39,05%. Un saldo “neto”* de 13.080 viajeros nuevos que sin la llegada de la nueva aerolínea, Almería no habría tenido.

¿Y qué suponen estos 13.000 pasajeros en 7 meses para el aeropuerto? ¿O los casi 20.000 ganados en Madrid? Para cualquier instalación de AENA de mayor nivel, no es un número demasiado importante. Pero en nuestro caso, no es así. Por ejemplo, 15.030 viajeros utilizaron la ruta a Melilla en 2013. 19.809, la ruta regular de Monarch a Birmingham. 19.958, viajaron a Weeze con Ryanair. 20.026, a Palma con Air Berlin. O 20.708 a Bruselas Charleroi con Ryanair. A Almería le cuesta mucho transportar ese número de pasajeros en un año. De hecho, según la conversación que mantuvimos con el director comercial de Air Nostrum, es la demanda anual que una compañía debe estimar entre dos ciudades para plantearse abrir una ruta. ¿Y cómo podríamos recuperar estos pasajeros el próximo año? Para hacernos una idea, Ryanair oferta durante la temporada de verano de este año 22.680 plazas entre Almería y Dublín, a donde vuela dos veces a la semana. Es decir, necesitaríamos como mínimo una nueva ruta operada con aviones de unos 180 asientos con dos frecuencias semanales. O una ampliación de dos frecuencias más durante toda la temporada de verano de alguna de las líneas internacionales actuales. Si Air Nostrum operase una nueva frecuencia los días laborales a Madrid con unos de sus nuevos ATR72-600 durante toda la temporada de verano, se ofertarían unas 21.000 plazas. Pero según nos comentaron en la presentación del vuelo a Sevilla, ahora mismo no está en sus planes sino cambia el mercado.

La temporada de invierno lleva a la venta varias semanas y aunque no está cerrada, actualmente es similar a la temporada de invierno 2013-2014. Así que la caída en los meses de enero a marzo parece irremediable, incluso si Air Nostrum recupera los pasajeros que venía transportando a Sevilla, algo que se da por hecho. La esperanza, como siempre, está puesta en el verano. ¿Podrá el aeropuerto recuperar los pasajeros perdidos? ¿O el crecimiento experimentado este año será sólo una alegría pasajera? No sólo habrá que evitar la caída, sino conseguir aún más usuarios para seguir en verde. Si a alguien le parece escasa la emoción, el año que viene es año electoral. Y se cumplen 10 años del 2005, ¿preparados para las comparaciones? ¿los análisis una década después? La carrera ya ha empezado.

*Los datos sobre el porcentaje de crecimiento originado por Air Europa no son oficiales. Yo mismo los he calculado, así que pueden tener fallos. No son más que una mera estimación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *