Almería, ausente en el crecimiento de las low cost en España

Granada suma cuatro nuevas rutas de Vueling y otras tantas de easyJet. Ryanair e easyJet abren nuevas líneas a Sevilla. Vueling operará vuelos a Bilbao desde todos los aeropuertos andaluces excepto Almería. Norwegian pide permisos para operar vuelos directos a Argentina desde Málaga.

Son unos cuantos ejemplos de lo que está ya suponiendo 2018 para el resto de aeropuertos andaluces. Mientras Almería ha estado disfrutando de un holgado crecimiento en 2017, el próximo año apenas se esperan nuevas rutas. A parte del crecimiento programado por Jet2 (Belfast, Birmingham, Londres Stansted), respaldada institucionalmente, los anuncios solo suponen sustituciones de destinos o de compañías quebradas. 

La línea a Londres Heathrow de British Airways suple la desaparición de Monarch, sin embargo no se ha cubierto la ruta a Manchester que operaba la misma. La entrada de Brussels Airlines a Bruselas ocurre tras un acuerdo de cesión de rutas de Thomas Cook Belgium a Brussels. Rotterdam – La Haya, novedad de Transavia, es el traslado desde Ámsterdam suponiendo la pérdida de vuelo directo a esta importante capital europea.

El mercado escandinavo que tan bien pintaba en 2017, caerá tras la desaparición de Primera Air y Thomas Cook en varias rutas.

Además, se mantiene el dilema eterno. Madrid y Barcelona siguen en monopolio y no aparecen otros destinos nacionales como Bilbao. Sin embargo, en Granada (con apoyo institucional) Vueling ha abierto en diciembre cuatro nuevas rutas: Bilbao, Gran Canaria, París y Tenerife, que se suman a las ya existentes a Barcelona y Palma. También operará una nueva línea entre Jerez y Bilbao a partir de marzo de 2018. Asimismo Volotea entrará en la ruta Málaga – Bilbao en el verano 2018.

Por otro lado, easyJet ha entrado este año en Granada (con apoyo institucional) con rutas a Londres, Manchester y Milán y a partir de 2018 se unirá Nápoles. Sin embargo, en Almería mantiene Londres desde hace años, con sutiles cambios de frecuencias sin superar el vuelo diario, a pesar de la entrada de hasta 6 compañías a diferentes aeropuertos londinenses en los últimos años. Tampoco se ha atrevido a suplir la falta en 2018 de Monarch a Manchester.

No hay que olvidar a Ryanair, que tiene a Almería en la cola tras la cancelación de dos líneas en 2015. Dublín, con elevados precios de forma permanente desde 2016, permanece con dos frecuencias semanales desde el inicio de la ruta. Aer Lingus no se ha interesado por la línea aunque entró en Murcia hace un año (aeropuerto con un mayor volumen de pasajeros irlandeses, todo hay que decirlo).

Almería vuelve a tener a la vista un año difícil con mala solución a estas alturas de año. Se tendrán que poner todos los esfuerzos en mantener el número de pasajeros y conseguir atraer nuevas compañías en rutas ya consolidadas para 2019 antes de que el aumento de demanda de los destinos del mediterráneo árabe nos vuelvan a quitar nuestro trozo del pastel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *